Tributación de apuestas deportivas online

Tributación de apuestas deportivas online

El informe Percepción social sobre el juego de azar en España 2017, elaborado por la Fundación CODERE y la Universidad Carlos III, a lo largo del ejercicio 2016, ha cuantificado que 1,6 millones de personas en España accedieron a alguna web de juego on-line, considerando en torno al 10% jugadores habituales o estables.

A pesar de ser una práctica cada vez más extendida, es bastante habitual que el consumidor de este servicio desconozca las implicaciones tributarias que conllevan los resultados obtenidos mediante este tipo de apuestas.

Lo primero que debemos recalcar, es que dichas apuestas on line se rigen por la Ley del Juego, y que efectivamente están sujetas a tributación en el país donde resida el jugador y no en el país donde resida la casa de apuestas.

Los ingresos derivados de estas apuestas deportivas, partidas de póker, etc., son ganancias patrimoniales que no derivan de una transmisión, por lo que se deberán incluir en la Base Imponible general del Impuesto, junto a otros ingresos obtenidos en el ejercicio, como el salario o rendimientos de la actividad y tributar por ello al tipo general de gravamen (tipo progresivo que oscila entre el 19 y el 45%, teniendo en cuenta que podrá variar según la Comunidad Autónoma en la que se resida).

Debemos tener en cuenta además que a partir del ejercicio 2012, a través de la modificación de medidas fiscales en  la ley de Regulación del Juego, se  permite deducir las pérdidas del juego, aunque con el límite de las ganancias obtenidas. Por tanto, la Agencia Tributaria grava exclusivamente el beneficio obtenido por este tipo de apuestas. En ningún caso, el resultado a declarar puede ser negativo ni se permite la compensación con otro tipo de ingresos obtenidos.

Un punto conflictivo que suele generar dudas en los contribuyentes es determinar cuándo estamos obligados a declarar los rendimientos obtenidos por las apuestas online, que se daría en los siguientes supuestos:

  • Cuando se obtiene un beneficio en un juego online u otra ganancia de patrimonio o rendimientos de capital mobiliario superior a 1.600 euros.
  • En caso de que obtengas beneficios superiores a 1.000 euros siempre y cuando además tengas rentas procedentes del trabajo que sean superiores a 22.000 euros o rentas inmobiliarias, rendimientos de Letras del Tesoro o una subvención pro vivienda protección oficial que sea superior a 1.000 euros.

Exponemos unos ejemplos que intenten clarificar este asunto:

  1. Tengo un trabajo en el que cobro 17.000 euros anuales y este año he obtenido 1.500 euros de beneficio en el juego online ¿tengo obligación de declarar? No tienes obligación.
  2. En mi trabajo cobro 24.000 euros anuales y este año he ganado 900 euros de beneficio en las apuestas deportivas ¿debo declarar? Tengo obligación debido a mis ingresos de presentar la declaración de la renta, pero no a declarar las ganancias del juego online
  3. Gano 19.000 euros al año en mi trabajo y este pasado año he obtenido 1.775 euros de beneficio en póker ¿estoy obligado a declarar? Si, tienes obligación de hacerlo.

 

Por último, recordar que la ocultación a la Agencia Tributaria de este tipo de rendimientos en el IRPF puede suponer, además de la obligación de ingresar la cuota correspondiente, sanciones que oscilan entre el 50 % y el 100% de la cantidad defraudada.

 

Javier Arroyo Bejerano.

Departamento Fiscal Gaudia

 

2018-04-29T18:00:06+00:00 20/11/2017|De interés, Fiscalidad|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies