Desde el nacimiento de la marca GAUDIA en el año 1998, el concepto o la idea de desarrollar servicios de consultoría jurídica, mostrándole al cliente un mapa completo de todos los escenarios posibles y acompañándole en sus decisiones, formaban parte del contenido de su “ADN”.

Sus socios Francisco Muñoz y Roberto Fernández han tenido esta idea clara desde entonces. Muchos cambios legislativos, periodos económicos más o menos favorables, años de continua evolución profesional así como el trato y el compromiso con clientes de variados sectores de actividad, han generado una importante experiencia y un profundo conocimiento de la realidad empresarial en el contexto social y económico de cada momento.

Este modo de ver y entender el derecho ha contribuido a que la marca GAUDIA se haya posicionado en el mercado como una organización que ofrece respuestas integrales a los profesionales y empresarios mediante un servicio riguroso, exclusivo y personalizado en las distintas áreas en que se estructura su organización.

Para ello entendemos necesario poner el foco de atención sobre el equipo de trabajo. Las personas que hacen posible que las ideas y objetivos se hagan realidad. Certifica este objetivo el hecho de disponer de un instrumento que entendemos clave: contar con un plan de formación individual a disposición del plan de desarrollo por competencias de cada miembro del equipo. Con ello generamos más valor añadido para un servicio cada vez más exigente en factor tiempo y en certeza para cada respuesta.